LA CUESTIÓN JUDÍA

ANTEDECENTES

En el verano de 1941 Heydrich, lugarteniente de Himmler, se mostró irritado por la forma chapucera con la que se llevaba la cuestión de los judíos, en la que cada uno actuaba por libre; unos improvisaban cámaras de gas en camiones cerrados con los humos de los propios camiones, matanzas indiscriminadas…

El 31 de julio, Görng firmó un documento redactado por Heydrich en el que se ordenaba “emprender por medio de la evacuación o la emigración una solución a la cuestión judía” y se le encargaba “adoptar todos los preparativos desde el punto de vistas práctico, organizativo y material  para una solución global de la cuestión judía en todo el territorio de influencia alemana en Europa”.

El 18 de septiembre de 1941, una orden de Himmler exponía que los ghettos serían usados como campos de almacenamiento para luego ser trasladados a campos de concentración, ya que las muertes de los judíos en los ghettos polacos era un proceso demasiado lento.

El 29 de noviembre, Heudrich convocó para el 9 de diciembre a todos los altos mandos y funcionarios que quisieran asistir para discutir una política común sobre el tema, pero la ofensiva de Zhukov y el ataque a Pearl Harbor pospusieron la reunión.

El 12 de diciembre, un día después de que Alemania declarase la guerra a EE.UU., Hitler dio un discurso el Reichtag durante el que Goebbels anotó en su diario unas palabras del dictador, según las cuales los judíos deberían de pagar por sus culpas.

El 20 de enero de 1942 se celebró la reunión aplazada del 9 de diciembre, Conferencia de Wannsee, a la que asistieron oficiales de la SS de toda Europa y un funcionario de alto rango de cada ministerio. Se habló de cifras de judíos, de casos como cónyuges de arios, de posibles conflictos internacionales y de cual sería el orden. Lo que sí quedó claro es que se debía de proceder a una matanza indiscriminada porque los acontecimientos de Rusia no hacían viables los abandonos en territorios despoblados para que murieran de hambre y frio.

A partir de ahí se creó un formidable aparato administrativo y una planificación de medios y horarios en la compañía de ferrocarril para llevar a cabo los objetivos marcados.

Los campos de concentración habían comenzado a construirse nada más conseguir el poder Hitler en 1933, pero no fue hasta terminada la conquista de Polonia en 1940 cuando comenzó la construcción en masa de los mismos con el Obergroppenführer Oswalt Pohl como organizador, en los que había creado su propia red para obtener beneficios.

A finales de 1942 cuatro millones de judíos habían muerto ya en los campos de concentración. La participación activa del ejército, de funcionarios de todos los ministerios, de una gran parte de la industria y de las redes de transporte extendía la responsabilidad hasta un punto que la sociedad alemana tardó en reconocer incluso acabada la guerra.

17 de marzo

Comienza a funcionar en Belzec (sudeste de Varsovia) la primera cámara de la muerte, capaz de matar a 4000 personas por día

1 de junio

Comienza a funcionar el campo de Treblinka

16 de julio

En París hay una redada para detener y deportar a miles de judíos.

21 de julio

Los alemanes deciden enviar a Treblika a los más de 300.000 judíos del gueto de Varsovia.

2 de octubre

14.000 judíos holandeses son deportados a campos de concentración.

1943

13 de marzo

Se desaloja el gueto judío de Cracovia, trasladando a sus habitantes a campos de exterminio.

16 de abril

Comienza la rebelión judía en el gueto de Varsovia, duraría hasta el 16 de mayo y ella perecen 56.000 judíos según las SS.

La espoleta del levantamiento fue el comienzo de la segunda deportación masiva de judíos hacia los campos de exterminio. Los allí presentes no tenían nada que perder.

17 de abril

Llega a Varsovia el general de las SS Stroop con la orden de acabar con la rebelión.

22 de mayo

Los alemanes dan por terminado el levantamiento judío en el gheto de Varsovia.

2 de agosto

Rebelión judía en el campo de Treblinka.

15 de octubre

1007 judíos del Roma son detenidos por la SS.

16 de octubre

Silencio en Vaticano por la detención masiva de los judíos de Roma, pese a la petición internacional pro-pronunciamiento de Pio XII