La invasión de Francia

20150510_071949 Como precedentes importantes de la invasión de Francia recordemos el 10 de enero, cuando un avioneta se estrella en Bélgica con los planes de invasión; y la reunión del 17 de febrero del Estado Mayor de Hitler, en el que Von Manstein presenta el que sería nuevo plan de invasión, que consistía en invadir Bélgica y Holanda para obligar a los Aliados a cruzar las fronteras y rodearles en Las Ardenas con una operación relámpago.

Tener en cuenta, también, la Fuerza Expedicionaria británica que había tomado posiciones a lo largo de la frontera belga en octubre del 39, y que ya estaba compuesta por un división acorazada y nueve divisiones de infantería, a las órdenes de un inglés, pero acatando los planes de los general francés Gamelin. Esta fuerza protagonizará, quizá, la mayor huida de l a Guerra.

Un fallo de la estrategia francesa, provocado por el escaso interés en entrar en otra guerra, fue el hecho de que la Línea Maginot solo se extendía desde la frontera suiza hasta el extremo sur de la belga, al otro lado de La Ardenas debido a que ni el Estado Mayor francés ni el británico imaginaban que el ataque alemán se desarrollaría en esos bosques. La mentalidad defensiva de Francia, repercutió en que las unidades francesas no eran técnicamente inferiores a las alemanas, pero habían recibido peor adiestramiento; carecían de suficientes cañones antitanque y las comunicaciones eran primitivas, en una guerra relámpago, los teléfonos de campaña y los terminales fijos son de poca utilidad. La fuerza aérea era lamentable y confiaba en el poderío de la RAF, cuyos mandos aducían que estaban para defender las islas, que los aeródromos franceses carecían de baterías antiaéreas y no había habido adiestramiento conjunto en apoyo de la infantería.

9 de mayo

Nadie hace caso a una información de la inteligencia belga sobre movimientos de tropas en Hannover y sobre la colocación de puentes portátiles sobre el Rhinn cerca de la frontera belga.

En Francia, en un París hirviente por la primavera, el primer ministro, Reynaud, presenta la dimisión al presidente Lebrun ante la negativa de su ministro de defensa, Deladier, de destituir al general Gamelin por su inoperatividad.

En Gran Bretaña, la Cámara de los Comunes pedía la dimisión de Chamberlain por el fracaso de Noruega. Por la tarde dimitiría.

En Alemania, Hitler preparaba el discurso de arenga que dirigiría a sus ejércitos tras la invasión. Por la tarde traslada a su cuartel general a Las Ardenas y, a las 21 horas, tras el informe meteorológico favorable, se recibe en el frente la contraseña “Dancing”.

10 de mayo

De madrigada ya aparecen en Bruselas y en el cuartel general de Gamelín las primeras noticias de la invasión, pero a este no se le despierta hasta las 6:30.

En Gran Bretaña, las primeras noticias de la invasión iban a ser eclipsadas por la sucesión de Chamberlain, a la que optaban Halifax y Churchill. El primero tubo las de perder porque era miembro de la Cámara de los Lores y porque él mismo prefería a Churchill.

La familia real holandesa huye a Londres.

141 divisiones, 2 flotas aéreas con un total de alrededor de 4.020 aviones y un cuerpo de carros blindados invaden Bélgica y Holanda y los Aliados caen en la trampa de cruzar la frontera.

El Reino Unido invade Islandia (Operación Fork), para evitar que lo hiciera Alemana, ya que Islandia a Dinamarca tenían un tratado de hermandad.

11 de mayo

El avance alemán continúa con paracaídas sobre Bélgica que hacen caer el Fuerte Eben Emael, frenado en algunos puntos porque los aliados conseguían destruir algunos puentes.

La Fuerza Expedicionaria pasa por Bruselas y el I Ejército francés no puede avanzar con rapidez debido a las columnas de refugiados en dirección contraria.

Los Aliados ocupan las colonaias holandesas en Asia

12 de mayo

A pasar de los titulares de los periódicos británicos, que hablaban de “desesperación en Berlin”, el ejército alemán ya había cruzado toda Holanda, dejando el ejército de este país replegado en el triángulo Amsterdam-Utrecht-Roterdam.

En Bélgica, las escuadrillas aéreas aliadas no podían volar puente porque eran alcanzadas por los cañones alemanes.

Mientras, la prensa alemana no paraba de elogiar el avance por el norte e ignoraba, intencionadamente, el de Las Ardenas, por lo que Gamelín se negaba a ver la amenaza por ese flanco, a pesar de la advertencia de algunos ofiaciales. La I Panzer entró en Sedan sin oposición y Romel, con su 7ª Panzer, llega a Dinant, en el cauce del Mosa.

En Sedan los franceses, en retirada, vuelan todos los puentes, pero los zapadores alemanes construyen pontones casi a la misma velocidad.

13 de mayo

Los alemanes cruzan el Mosa en Dinant, pero bajo el fuego de francotiradores franceses bien parapetados, que provocaron la intervención directa de Rommel, dando inicio a su leyenda. Pero la artillería francesa Había recibido la orden de ahorrar munición y desaprovechó la oportunidad de aplastar tal contingente alemán, pronto llegaron los Stuka que habían bombardeado Guernica para infligirles una derrota.

La reina Guillermina I de Holanda lega a Londres.

En Londres, Churchill se dirige a la Cámara, por primera vez, con el famoso discurso de “sangre sudor y lágrimas”

14 de mayo

Los alemanes rompen el frente francés en la Batalla de Sedán. Sin mucha convicción en el avance, pero con la ayuda de la indecisión francesa, Guderian fue acumulando divisiones más acá del Mosa y cuando contraatacaron los franceses ya era demasiado tarde porque estaban divididos por la punta de lanza alemana.

Bombardeo de Rotterdam, causando 814 muertos, y a pesar de las negociaciones de rendición que se estaban llevando a cabo y no se comunicaron a la luftwafe.

Al finalizar el día, Churchill recibe un telegrama del primer ministro francés, Reynaud, en el que se reconocía la pérdida de Sedán y el avance alemán hacia París y pedía refuerzos de cazas británicos.

15 de mayo

A las 7:30 Reynaud despierta a Churchill para pedirle, por teléfono, diez escuadrones de cazas, para impedir el avance sobre París. Pero el premier inglés recibió un no de su Jefe de Estado Mayor del Aire por el elvado índice de pérdida que se preveían. Solo aprobaron el envío de cuatro escuadrones y también el bombardeo de la cuenca de Rhur, en represalia por la invasión y por el ataque sobre Roterdam.

Chirchill envía el primero de los telegramas a Roosevelt pidiendo la intervención americana.

16 de mayo

Chirchill vuela a París, sin saber que Gamelin había advertido a Reynaud que los alemanes estarían en París aquella misma noche y ya se había mandado la evacuación de toda la administración francesa y la destrucción de documentos.

La reunión aliada fue tan tensa que ni se sentaron, la tensión subió cuando Churchill preguntó por unas tropas de reserva, que no existían, para contener el avance; y cuando se dio cuenta de su desconocimiento de la situación debido a la descoordinación entre los dos países. Al final del día, Churchill pidió a su Estado Mayor los otros seis escuadrones de cazas, que le fueron concedidos, pero operando todos desde las bases británicas.

Los alemanes ocupan totalmente Flandes y bombardean estratégicamente el sur de Inglaterra.

Franklin D. Roosevelt pide al Congreso 50.000 aviones al año.

17 de mayo

Los alemanes paran su avance para reparar tanques y dar tiempo a la infantería y reciben el ataque de Charles de Gaulle, recién nombrado comandante de una División Blindada, y de no haber sido por la poca cobertura aérea y la inexistencia de baterías antiaéreas, hubiera podido infligir una derrota en las líneas de abastecimiento alemanas en su camino a la costa para cerrar la bolsa.

La BEF había conseguido repeler el ataque alemán en su sector, pero las rendiciones francesas hicieron que su estado mayor telefonease por la tarde a Londres para sugerir la posibilidad de evacuación.

Reynaud, a pesar de la resistencia para sustituir a Gamelin de su ministro de defensa Deladier, telefoneó al general Weygand, en Siría, para que regresara a Francia para hacerse cargo del mando del ejército. Planeó, también, un cambio en el gobernó, en el que él sería el ministro de defensa, con Petain (embajador en la España de Franco) como viceprimer ministro. Petain y Weygand, con 84 años, creían, como toda la derecha francesa, que habían sido empujados a una guerra por los británicos y nunca se preocuparon de organizar una humilde derrota.

Por la noche, las tropas alemanas entran en Bruselas.

18 de mayo

Los alemanes cruzan el río Sambre y llegan a Amiens.

Toma de Amberes y rendición del ejército belga.

Los británicos bombardean las instalaciones petrolíferas de Misburg, Hannover.

Nuevo gobierno Reynaud, con Pétain, Édouard Daladier y Mandel.

El general Giraud es hecho prisionero.

Seyss Inquart es nombrado comisario del Reich para los Países Bajos.

Tyler Kent, diplomático y miembro del personal de la embajada de Estados Unidos en Londres, es detenido por espiar a favor de los alemanes

19 de mayo

60 aviones de la RAF abandonan Francia por temor a que fueran destruidos los aeródromos en los que estaban, lo que fue entendido por los franceses como traición.

El I Ejército alemán logra romper la línea Maginot para acudir al flanco sur del corredor panzer, que ya estaba siendo auxiliado por una agotada infantería que no era capaz de seguir el ritmo del avance de Romel y Guderian.

De Gaulle lanza otro ataque por el norte, pero la descoordinación de las comunicaciones hizo que la cobertura de cazas llegase demasiado tarde, y tuvo que retirarse.

20 de mayo

La I División Panzer llega a Amiens y por la tarde a Abbeville y a la costa del Canal. Mientras Romel avanzaba hacia Arras, pero la BEF le detiene.

Los aliados preparan una brecha al avance sur alemán, que comienza en Arras contra Romel, que tuvo que ver caras de pánico en sus soldados. La falta de cobertura aérea y del ejército francés hizo que los alemanes resistieran. Y Churchill se dio cuenta que la alianza con Francia se resquebrajaba.

Mientras, en la línea del Escalda, la BEF sufre intensos bombardeos.

Los alemanes fusilan a todos los prisioneros franceses que son de color nada más ser capturados

21 de mayo

Chirchill envía un segundo telegrama a Roosevelt advirtiendo del peligro para EE.UU. si la armada inglesa cae en manos alemanas. Decide, también, junto a su gabinete trasladar la flota a Canadá.

Se pone en funcionamiento del campo de concentración de Auschwitz con Rudolf Hoss al amando

Los aliados hacen un desesperado intento para que las tropas alemanas no llegan al Canal de la Mancha y los acorralen, pero por la noche estaban recluidos en el centro de Boulogne.

22 de mayo

Se declara el Estado de Excepción en Gran Bretaña, y se detienen a los líderes de la ultraderecha.

Acuerdo entre Alemania y el Reino de Rumanía por el que todo el petróleo producido en Ploiesti será vendido a los germanos.

23 de mayo

En Boulogne los tanques alemanes reciben disparos de la marina real británica mientras se evacúan los oficiales de la BEF, lo que es interpretado por los oficiales franceses, que habían recibido la orden de resistir hasta la muerte, como deserción.

24 de mayo

Las divisiones Panzer alemanas se en Boulogne para reparar y esperar reposición de las unidades perdidas y a la infantería. Querían preparar una ofensiva blindada al otro lado del Somme ante de que los franceses se reorganizasen, y, además, Göering garantizaba con la Luftwafe la detención de la evacuación de la BEF. La infantería alemana estaba poco motorizada y basaba el grueso del transporte de artillería a caballos.